Nuestra misión en Rususa (Rwanda)
Las Misioneras JMJ llegamos a Rususa en septiembre del 2013, en respuesta a la llamada de la Iglesia a trabajar en la obra evangelizadora y asistencial de la Parroquia de Rususa, Distrito Ngororero, una de las parroquias más jóvenes (inició en 1991), dentro de la Diócesis de Nyundo que abarca la provincia de GISENYI. Las hermanas junto con esta Comunidad Cristiana promueven el desarrollo integral de la población (la fe católica, la educación, la salud…), en un marco de estrecha colaboración de la Diócesis de Nyundo y el Estado de Ruanda, interviniendo en las áreas de desarrollo comunitario.
Trabajamos en el Centro de Salud y en las Escuelas Maternal y Primaria, centros situados junto a la misma Parroquia. También colaboramos en la tarea catequética y pastoral de la misma y en las que solicite la Diócesis. El Centro de Salud se abrió en 2005, presta los siguientes servicios: Consultas, Atención Prenatal y Maternidad, Laboratorio, Vacunación, ARV, VCT, Pediatría. A través de Caritas, se ayuda a los necesitados para las contribuciones y seguro médico a los huérfanos, a combatir la desnutrición y enfermedades como la malaria, el VIH, y actualmente el COVID 19.
La Parroquia de Rususa cuenta con 9 escuelas: 5 de nivel primario, 4 de 9 años y 1 de 12. Se busca financiamiento para la construcción y equipamiento de estas escuelas, así como su buena gestión y administración. Proporciona material escolar y cuotas escolares a huérfanos y niños de familias pobres.

Colonias de Verano Chile, Comunidad de Linares

En las vacaciones escolares de invierno y de verano con jóvenes que nos ayudan  voluntariamente y que dejan días de sus propias vacaciones  para esta actividad, se celebran estas colonias que consisten en dar unas vacaciones a niños de escasos recursos. Las hacemos 3/4 días según los recursos que podamos conseguir. Realizamos formación humana y espiritual, así como actividades recreativas. Sus familias nos agradecen estos días con los niños ya que muchas veces no tienen para alimentarse en sus casas porque su padres trabajan en labores de temporadas. Voluntarios de la comunidad nos ayudan en la cocina.

FELIZ NAVIDAD, CON JESÚS, CON LOS POBRES, CON LOS PEQUEÑOS Y SENCILLOS